¿Quieres saber en qué etapa del estrés te encuentras?
marzo 13, 2019
Principios del coaching sistémico
abril 17, 2019
Ver todo

«Si eres parte del problema, eres parte de la solución»

«Si eres parte del problema, eres parte de la solución»

Así en frio: piensa en ese momento en el que estás en tu trabajo y te llega un marrón de los buenos, de los que no sabes por dónde coger, ese que te ha hecho decir unas cuantas palabrotas antes de entender que no te queda otro remedio que ponerte con las manos en la masa y seguir adelante, ¿lo tienes?.  Ahora piensa en el momento que lo resolviste. ¿Cuántos años de experiencia hay que tener para resolver el problema que resolviste?, ¿de cuántos conocimientos técnicos hay que disponer?, ¿podría haberlo resuelto cualquier persona?, ¿cualquier compañero?.

Estoy segura que para solucionar cualquier problema que se nos presenta en nuestro día a día, tiramos de conocimientos técnicos y lo más importante, de la experiencia.

Los problemas, a los que nos enfrentamos diariamente en nuestros puestos de trabajo, Ronald Heifetz, los cataloga en dos grupos, los técnicos, que puede ser el ejemplo que tú mismo has recordado hace unas líneas y que pueden resolverse mediante la aplicación de un conocimiento experto y procesos y con métodos que la empresa haya establecido y los que más me interesan como analista conductual: Problemas adaptativos:  Son desafíos que  implican modificar las prioridades, creencias, hábitos y las lealtades de las personas, pues para solucionar este tipo de problemas hay que abandonar algunos hábitos enquistados, tolerar pérdidas y generar nueva capacidad para seguir prosperando.

En el mundo de las organizaciones está lleno de desafíos técnicos, que pueden ser abordados con competencia experta propia o prestada por medio de consultores. Sin embargo, también está lleno de desafíos adaptativos, que requieren renunciar y remodelar hábitos, valores, prácticas, para los que no nos hemos preparado, no nos hemos formado en algo tan importante como es el liderazgo, llamémosle, personal.

¿Qué ocurre entonces cuando nos viene un “marrón” de esos en los que hay de por medio cambios de puesto, de gerencia, de compañeros…?, ¿con qué habilidad personal voy a salvarlos?, ¿me he entrenado para tales desafíos?. En la mayoría de las situaciones la respuesta es NO.

Nos preparamos, normalmente, para especializarnos en ese área técnica que se convertirá en nuestra profesión y con la que confiamos, nos de comer. Pero nos olvidamos de lo más importante: especializarnos en habilidades sociales, en aprender cómo salvar todas las situaciones que se presentan por vivir en sociedad y compartir espacios constantemente con más personas. Es indiferente la situación que nos planteamos, pero nuestra vida es PURA RELACIÓN.

Relación con familia, con amigos, con vecinos, con compañeros, con los padres del colegio de nuestros hijos, con el mecánico, con nuestros clientes…

Si no hemos adquirido estas habilidades, ¿nos convertimos en personas infelices?, NO, pero estaremos perdiendo la oportunidad de valorar las situaciones que se nos plantean a lo largo de  nuestra vida (divorcios, despidos, pérdidas), desde un prisma más objetivo. Probablemente superemos las circunstancias imprevistas que nos acontecen, pero no sabremos cómo desprendernos de ellas totalmente. ¿Y esto es un problema, te preguntarás?. Pues siento decirte que sí, que no desprenderse de un terremoto emocional, nuestro cuerpo lo va a somatizar y posiblemente lo convierta en  una enfermedad. La enfermedad será real, pero quien la ha causado es nuestro cerebro, que no ha sabido gestionar ese problema adaptativo que nos produce una situación imprevista y que se cuela en nuestras vidas, habitualmente sin avisar.

 

Te dejamos a continuación un test, (lo puedes encontrar en cualquier sitio) pero hemos considerado que es bastante interesante y lo hemos incluido en nuestro post para que des el primer paso y averigües lo que te falta para gestionar mejor tu día a día.

 

>> Descarga el Test

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.