¡Nadie nos enseña a buscar trabajo, Aquí te decimos cómo!
marzo 21, 2018
Claves para conseguir tu empleo
abril 4, 2018
Ver todo

“Tempus Fugit” / El tiempo vuela

El tiempo, qué gran amigo y enemigo a la vez, se escapa como el viento, entre suspiros y alegrías, traiciones y tristezas, porque son esos momentos los que nos marcan, los que están cargados de emociones buenas o malas, pero son las que más recordamos. Echa la vista atrás e intenta recordar qué has hecho estos últimos 10 años, seguramente  los resumas con 4 hechos significativos tato malos como buenos, eso sí, siempre intensos…

¿Curioso, no? Solo recordamos y revivimos las cosas que más nos han impactado, aquello que por su fuerza se merecen un hueco en la memoria…los pequeños detalles, los días, las semanas, los meses que han pasado uno tras a otro, siempre iguales, siempre rutinarios y por lo tanto predecibles, la mente no los clasifica, los unifica y prácticamente no los recuerda, ya que no han significado nada relevante para tu experiencia vital. Y sí, de repente te ha borrado de un plumazo 5 años de existencia, 5 años de una sola vida…

Que “el tiempo pasa rápido”, es una frase hecha, pero es tan real. Conforme vamos cumplimiento años parece incluso ir a mucha más velocidad, como si una inercia desconocida tirase de él. Cuando éramos pequeños nos hicimos un montón de promesas para cuando fuéramos mayores, y deseábamos que pasara rápido para poder cumplirlas, pero cuando fuimos adultos la vida nos atrapó de tal forma, que no cumplimos esas promesas de cuando éramos niños, ya que de adultos ni siquiera pensamos que somos dueños de nuestro propio tiempo, cargado de responsabilidades, rutinas y obligaciones, como para ponernos a honrar nuestras promesas infantiles… ya que nuestro tiempo se lo hemos regalado a nuestro jefe, a nuestras deudas, a nuestras responsabilidades como padres, a nuestras responsabilidades como hijos, a nuestra pareja, a un sinfín de causas que ya hemos asumido que el tiempo no nos pertenece, de momento, “no por ahora”, nos decimos…

Y si hay por casualidad un día, un hecho que rompa con mi rutuna y me invada de emoción, tengo que dar las gracias, porque formará parte de esos momentos que recordaré cuando eche la vista atrás dentro de algunos años.

Por todo ello, te animo que decidas qué hacer con tu tiempo, cómo lo vas a gestionar, como quieres vivirlo, qué eso que quieres recodar cuando pasen los años, cómo te gustaría haberlo aprovechado, cómo lo quieres emplear, qué emociones quieren que predominen, con qué experiencias lo quieres decorar, con quién lo quieres compartir, qué recuerdos quieres tener… y sobre todo QUÉ SUEÑOS QUIERES CUMPLIR… recuerda las promesas que te hiciste cuando eras un niño.

En conclusión:

EL TIEMPO ES SÓLO TUYO, Y TE CORRESPONDE
VIVIRLO COMO QUIERAS.
RESPONSABILIZATE DE ÉL,  PARA QUE NUNCA DIGAS,
 SE ME FUE EL TIEMPO SIN HABERLO VIVIDO…

Cuando eches la vista hacia atrás, y te pares a recordar que fue de tu vida, te sonrías  a ti mismo y te digas: Fui consciente de mí, de mi vida y como no, de mi tiempo.

¿Cómo vas a honrar a tu tiempo a partir de ahora?

¿Qué meta te vas a plantear?

¿Quién serias, si utilizaras tu tiempo como quisieras?

¿Qué sueño vas recuperar de tu infancia?

¿Cómo te vas a gestionar, para vivir como crees que debes?

Desde DTR Coaching te animamos a que te gestiones y honres tu tiempo y porque no, tus anhelos de cuando eras pequeño, haz que ese niño se sienta orgulloso del adulto en el que se ha convertido, devuélvele el Tiempo de la LIBERTAD.

 

Neuro-Coach Ejecutivo, especializada en Liderazgo Personal

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *