¿Vives o sobrevives?
octubre 17, 2017
Listado de Headhunters 2017 actualizado
octubre 31, 2017
Ver todo

KAIZEN: el camino hacia el cambio

Seguro que muchos de nosotros a lo largo de la vida hemos escuchado que la vida consiste en:

  • Estudiar
  • Elegir una carrera “con muchas salidas”
  • Encontrar un trabajo fijo
  • Trabajar durante 40 años en la misma empresa
  • Morir

Pues yo, creo firmemente que no, y hoy me gustaría hablar de eso, de lo que tanto miedo nos da:

EL CAMBIO

El cambio, sea en el ámbito que sea supone atreverse, salir de la zona de confort que tanto nos protege, probar cosas nuevas y caminar hacia lo desconocido.

Cuando hablamos de cambios profesionales el miedo es mayor, nos saboteamos pensando cosas como “¿Y si no se me da bien?¿Y si no funciona mi proyecto?¿Y si pierdo la estabilidad que tenía?… Aquí no soy feliz pero por lo menos tengo trabajo…”  Ya, todo eso está muy bien para seguir en nuestro escondite, como cuando éramos pequeños y pensábamos que por taparnos la cara el resto del mundo no nos vería, pues esto es lo mismo, es mirar hacia otra parte para no enfrentarnos a la situación de luchar por nuestros sueños, y así acabar olvidándolos en un cajón.

El cambio o mejora, debe ser continuo, al principio parecerá que no avanzas o que los pasos son muy pequeños, pero recuerda que cada paso enfocado a tu objetivo te hace estar un poco más cerca de él, porque a todos nos gustaría que existiese una receta mágica con la que cambiar de un día para otro y conseguir todo lo que queramos, pero la realidad es, que sin trabajo, compromiso y constancia no conseguiremos alcanzar aquello que soñamos.

Precisamente de esto habla el KAIZEN, filosofía que fue introducida en Japón tras la segunda Guerra Mundial por la necesidad de crear una nueva metodología para reconstruir y mejorar el sistema empresarial mediante un proceso de mejora continua a través de pequeños actos y de decisiones concretas y simples, pero permanentes.

Aplicando Kaizen a tu vida, consigues vencer la resistencia que opone tu cerebro al cambio, reprogramándolo para que cree nuevos hábitos y supere bloqueos de forma que consigas avanzar  hacia el objetivo establecido.

El Kaizen, establece que debemos aprender a hacernos pequeñas preguntas que, aunque en un principio nos parezcan insignificantes, si las repites de forma continuada obtendrás cada vez respuesta más útiles y creativas, sin dejar espacio a que el miedo se presente y te paralice.

Cuando obtengas una respuesta útil, repítetela tantas veces como sea necesario y visualízate realizándola, ya sea encontrar un empleo, cambiar de trabajo o progresar profesionalmente en tu empresa.

Llegado el momento de ponernos en acción, debemos seguir la misma línea de pasos pequeños que hemos trazado anteriormente. Elije cual será la primera acción que llevarás a cabo y si la resistencia es mayor que la voluntad por realizarla, entonces elige otra menor que sepas que podrás realizar, y cada vez que consigas llevar a cabo la acción elegida, recompensa el logro alcanzado, de esta forma conseguirás la motivación interna necesaria para continuar con los siguientes pasos a dar.

Y recuerda, todas tus acciones deben estar condicionadas al momento presente, que es donde existen las posibilidades de cambio. Sobre el pasado no podemos trabajar y el futuro lo crearemos nosotros según actuemos hoy. Por eso quiero preguntarte:

¿Qué pequeño paso puedes dar hoy que te acerque un poco más a tu objetivo?

Neuro-Coach

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Esto sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.