¿Qué es el Coaching Ejecutivo?


El Coaching ejecutivo tiene como principal objetivo ayudar a alcanzar altas cotas de desempeño profesional a los directivos.

Todas las respuestas, todos los recursos se encuentran dentro de uno mismo, únicamente hay que saber encontrarlos. El coach, a través de una serie de herramientas y la escucha activa, acelerará el avance del cliente en el descubrimiento de sus propios recursos.


Del mismo modo que un deportista profesional no se plantea entrenar sin la visión objetiva y motivadora de un entrenador deportivo, un gran número de exitosos empresarios, profesionales, ejecutivos y directivos de empresas han añadido la figura del coach a sus vidas profesionales para alcanzar mayor éxito.


Gestión del tiempo

Gestión de equipos

Comunicación Efectiva

Adaptación al cambio

Alineación con los valores de la empresa

El coach ayuda a aumentar el nivel de consciencia del coachee, para que éste pueda alcanzar sus objetivos.


El coaching puede ser presencial (en Valencia o Madrid) o telefónico vía Skype (desde cualquier parte del mundo).

 

Los beneficios del coaching


El coaching ofrece una gran cantidad de beneficios, y siempre se logrará autoconocimiento y desarrollo personal, además de un avance hacia el objetivo marcado.

Cuando una persona comienza a realizar un proceso de coaching ejecutivo, empieza a experimentar mejoras en varias áreas, creando un impulso con el que es más fácil conseguir resultados. Algunos de los beneficios que puede lograr son:

 

Autoconocimiento

Descubrirá las habilidades que posee, las fortalezas de las que no era consciente o temores y creencias limitantes que le impedían avanzar hacia los objetivos personales y de la propia empresa.

Avance hacia el objetivo

Durante el proceso de coaching ejecutivo se definirá un plan de acción que permitirá que el coachee vaya avanzando hacia el objetivo marcado, cada tarea le acercará hacia donde quiere llegar.

Preguntas Frecuentes sobre Coaching

1
¿Cuál es la diferencia entre coaching, consultoría, terapia o hablar con un amigo?
Esta suele ser una de las principales preguntas con las que nos encontramos. Podemos decir que las principales diferencias serían las siguientes:

Consultoría: Normalmente en consultoría, el consultor diagnostica un problema y prescribe las soluciones dejando al individuo que las implemente. Mientras que el coach no tiene por qué ser un experto en la materia, ya que el coaching se basa en que el individuo es capaz de generar sus propias soluciones y el coach le brindará su apoyo con herramientas para que pueda descubrir esos recursos.

Terapia: El coaching no es terapia. El coaching no funciona cuando existen traumas o problemas psicológicos del pasado. El coaching se centra en el presente y mira hacia el futuro, el principal enfoque se basa en la creación de estrategias de acción para el logro de objetivos específicos.

Hablar con un amigo: Aunque tener buenos amigos es maravilloso y muy beneficioso para la mente y el espíritu, hacer coaching no es lo mismo, ya que en ocasiones un buen amigo no nos dirá la verdad por miedo a perder o poner en riesgo la amistad.
2
¿Qué es y para qué sirve un Coach?
Un coach es un experto en coaching que acompaña al coachee (cliente) en el camino para convertirse la persona que quiere ser. Es decir, el coach acompaña al coachee en el descubrimiento de sus capacidades y habilidades a través de una serie de herramientas que aportarán valor añadido en la consecución de sus objetivos.

La misión del coach se basa en:
Facilitar la toma de conciencia del coachee a través de observaciones objetivas.
Animar y motivar al coachee a la reflexion profunda a través de preguntas poderosas, y a que desarrolle competencias y actitudes que le permitan alcanzar el éxito.

Un Coach no es un solucionador de problemas ya que no da consejos ni soluciones a los problemas o cuestiones que el coachee le plantea. Responde al coachee animándole a que se plantee la pregunta desde otra perspectiva si es necesario.

Un coach realiza su labor a través de preguntas poderosas que hacen tomar conciencia al coachee de situaciones, creencias, emociones... de las que hasta el momento no era consciente. Ayuda a identificar talentos o habilidades del coachee, asiste en la generación de opciones, y apoya en el diseño de acciones.
3
¿Por qué contratar un Coach?
Normalmente una empresa decide contratar un proceso de coaching para uno de sus empleados porque desea obtener más y mejores resultados de los que está obteniendo hasta el momento.
Cuando una empresa contrata un proceso de coaching desea que su empleado realice mejoras en su desempeño profesional, cambios que por una razón u otra no terminan de producirse.

Entre otras razones para contratar un coach nos podemos encontrar:
Existe un objetivo profesional para uno de sus colaboradores, pero la empresa no sabe por dónde comenzar.
Se desea/necesita un cambio en un empleado, pero no se sabe cuál.
Se busca la conciliación entre la vida familiar/profesional.
Se quiere acelerar los resultados de una persona en concreto.
Se busca una mejora en la gestión del tiempo (mejora en la productividad).
5
¿Cuáles son los beneficios de contratar un Coach?
Cuando una empresa contrata un coach para sus empleados estos experimentan mejoras en varias áreas de su vida, creando un impulso con el que es más fácil conseguir resultados.

Entre otras mejoras puede experimentar:
Toma de decisiones más eficaz, ágil y más localizada.
Tiene más tiempo y más energía.
Mejora sus relaciones con los demás.
Autoconocimiento.
Transformación personal y profesional.
6
¿A quién está dirigido el Coaching?
El coaching está dirigido a cualquier persona que esté comprometido consigo mismo y el logro de su objetivo. Si no está dispuesto a comprometerse consigo mismo, es mejor esperar a estarlo, ya que solo si existe compromiso se lograrán resultados.
.
7
¿Cuánto dura un proceso de Coaching?
La duración del proceso de coaching depende del tipo de objetivo y, por supuesto, del empeño y el trabajo que realiza el coachee para alcanzarlo.

El proceso suele durar entre 4 y 5 meses, con un máximo de 10 sesiones distanciadas entre una y dos semanas.

Las sesiones tendrán una duración de entre 60 y 90 minutos.

En el campo ejecutivo o empresarial, a veces se requiere más tiempo para ejecutar planes complejos como importantes cambios, reestructuraciones o creación de nuevas empresas. En estos casos, el proceso de Coaching suele alcanzar los 12 meses.
8
¿Cómo sabré que el Coaching está funcionando?
La propia consecución de la meta definida en el proceso será en si misma un indicador de que el coaching está funcionando.

Mejora tus resultados con coaching ejecutivo


Quiero más información