Pero… ¿los Sueños se cumplen?
enero 31, 2018
El Reto de Febrero: EXPERIMENTAR
febrero 14, 2018
Ver todo

Ponte en marcha

Una de las cosas que me atrapó del coaching,  además de conocerme con mayor profundidad y cuestionarme cosas en las que nunca había pensado, es la puesta en acción.

El que cada sesión acabe con un plan de acción me permite alcanzar aquello que quiero lograr, ponerse en marcha permite que las cosas sucedan.

Hace unos años  era más de idear, pensar, y planificar que de actuar, dar este último paso, el de actuar, me paralizaba, aunque no era consciente de ello…

Cuando  tienes un proyecto que lanzar o un objetivo que alcanzar es muy fácil dedicarte a perfeccionarlo (al final, todo es susceptible de ser mejorado…), en lugar de pasar a la acción. Pasar a la acción implica enfrentarte a la posibilidad de que aquello a lo que has dedicado tanto tiempo no funcione, o lo haga pero no al nivel que esperabas.

Al final si no pasamos a la acción se debe a que tenemos miedo, no sé si miedo al fracaso o a defraudar (a uno mismo o a las personas que nos rodean).

Si lo piensas dos veces, en realidad no ponerte en marcha ya te ha llevado allí, a fracasar o decepcionar(te), sólo que además no consigues aprender nada nuevo.

Cuando actúas, los sueños, las ideas, los proyectos, se transforman y se convierten en algo más;  si resultan ser tal como habías planificado, se convertirán en éxitos y satisfacciones; y si no lo hacen, se convertirán en importantes aprendizajes. En cualquiera de los dos casos, te harán crecer como persona y experimentar cosas nuevas.

Las acciones, son las armas de que disponemos contra el miedo paralizante que impide que alcancemos aquello que buscamos y/o anhelamos. Actuar es nuestra manera de enfrentarnos al miedo.

Hace unos años tuve un jefe que me dijo: “Ana, lo óptimo es enemigo de lo bueno.”

Si esperas a que algo esté perfecto, nunca lo lanzarás. Sin embargo, si lo lanzas podrá ser mejorado,  pero mientras tanto ya estará funcionando. El simple hecho de que esté lanzado te dará las mejoras que deben ser realizadas y te irá diciendo por dónde debes ir para mejorar.

En resumen, se trata de:

PENSAR, ACTUAR Y OPTIMIZAR

vs.

PENSAR, OPTIMIZAR Y ACTUAR

 

Hace unos meses te pedimos que planificaras tus objetivos del 2018, ¿has empezado a trabajar para lograrlos? Si es así, ¡FELICIDADES!, si no ha sido así, ¿a qué estás esperando? No los lograrás si no actúas.

Si quieres hacer algo, ponte en marcha; si quieres lanzar un proyecto, lánzalo; si quieres encontrar trabajo, busca activamente, y si algo no funciona, hazlo de otra manera, pero da el paso YA, ahora mismo.

Si no sabes por dónde empezar, busca a alguien que te pueda ayudar, un coach, un mentor… pero lo que no debes hacer, es quedarte quieto esperando a que por arte de magia todo se ponga en marcha solo y se sitúe donde querías que estuviera.

¿Cuál va a ser tu próxima acción, esa que vas a hacer ahora mismo?  Cuéntanoslo en los comentarios, comprométete contigo mismo, y HAZLO para lograr estar un paso más cerca del objetivo.

 

No lo dejes para mañana, hazlo ahora, en este instante.

 

Ana Álvarez es coach de desarrollo profesional y ayuda a autónomos y profesionales del sector servicios (consultores, coaches, terapeutas, creativos…) a diferenciarse de su competencia, implantarse en el mundo online y captar clientes para hacer crecer sus proyectos. Si quieres trabajar con ella puedes encontrarla en AnaAlvarezMas.com

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *